Breaking News
Home » Dormitorios » La cama Murphy, para los espacios más reducidos

La cama Murphy, para los espacios más reducidos

cama-murphy

Seguro que más de una vez las has visto en las películas más originales. Es que cuando las visitas son inesperadas pero el espacio no es demasiado amplio, siempre tenemos que pensar en opciones. Las hay y serán perfectas para cubrir nuestros dormitorios más estrechos. Se trata de la cama Murphy que sale como por arte de magia de una pared. Bueno, dicho así, sí puede quedar un poco fantasioso pero es más real de lo que podamos pensar.

Por regla general, este tipo de camas suelen venir de unas estanterías o de unos módulos que se colocan contra la pared. En su parte central, dispondremos de una especie de pestaña que al tirar de ella, saldrá nuestra cama con colchón incluido. Cuando no la usemos, pues la volvemos a recoger y usaremos este mobiliario como lo que es, un escritorio muy amplio y perfecto para trabajar o estudiar. Siempre es mejor elegir los que cuentan con amplias estanterías y cajones para poder almacenar todo lo necesario.

cama-anclada

También lo que puede cambiar en este tipo de muebles es la disposición de la cama, ya que por un lado tenemos las verticales y por otro, las horizontales. Cada una tendrá un tamaño diferente y desde luego, nos dejará más o menos espacio. Yo optaría por las camas grandes, porque una vez que estén recogidas no vamos a notar que están ahí pero sí que nos sacarán de más de un apuro. Para un día en que no las necesitas, puedes crear de esta habitación un cuarto de juegos para los más pequeños.

O bien, un lugar tranquilo para que puedas desconectar del día leyendo o escuchando música. Claro que después de ver todas estas ventajas en el mundo de la decoración, no está de más que sepas que este nombre lo lleva por su inventor, William Murphy, quien consiguió hacernos la vida un poco más fácil allá por los comienzos del S.XX. Se mire por dónde se mire, la cama Murphy siempre es una buena idea, tanto para la decoración de interiores como para ahorrarnos espacio y poder convertir cualquier habitación en otra diferente en tan solo cuestión de minutos. ¿Qué más se puede pedir?.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Utilizamos cookies propias y de terceros para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias según su navegación. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. Más información >