Breaking News
Home » Dormitorios » Dormitorios en azul, una apuesta segura para tu decoración

Dormitorios en azul, una apuesta segura para tu decoración

Dormitorios en color azul

Todos sabemos que el color azul es uno de los que nos inspiran paz y nos tranquilizan. Por eso, nada mejor que sea él quien decore uno de los lugares más importantes del hogar. Los dormitorios en azul son una apuesta segura a la hora de decidir cuál será el color y la elegancia que queremos mostrar en esta parte de la casa, ya que ambas opciones van unidas de la mano. Claro está que dentro de este color, podrás elegir diversos tonos dependiendo de lo que quieres conseguir en una habitación así y que hoy veremos en forma de ejemplos básicos.

El color azul claro es una de las mejores opciones para darle un golpe de aire fresco a nuestra casa. Además, es idóneo para estos próximos meses y para que la habitación se vea más luminosa, por eso será perfecto para las estancias más pequeñas. Además, lo podrás combinar con el blanco y con colores tierra como el beige. Debe de haber un equilibrio de todos ellos para que la habitación respire calma.

Por otro lado, si quieres decorar una habitación juvenil en color azul, opta por el denominado Scuba que tiene muchos parecidos con el turquesa y que dejarán ese toque juvenil y divertido a la habitación. Puedes combinarlo de nuevo con el blanco y con estampados muy sencillos también en azul para no recargar la estancia. Es un tono que no necesita de demasiados complementos para que el interior se vea realmente decorado. Añade algunas flores o algún cuadro simple y tendrás más que suficiente para un entorno juvenil.

Paredes en azul para dormitorios

Claro está que la elegancia mayor puede venir de la mano con el marino. Una tonalidad que puede parecer un tanto oscura para añadir en un dormitorio pero siempre tiene sus secretos a voces. Puedes pintar la pared principal, donde va el cabecero, con esta tonalidad, dejando que el techo permanezca en color blanco al igual que los grandes detalles que nos encontraremos en la misma.

Eso sí, las pinceladas no pueden faltar y por eso, es hora de añadir un toque más de azul. Los cojines y las alfombras pueden servir para ello. Recuerda que en el resto, tiene que predominar el color blanco ya que si no, la habitación se vería un poco más oscura de lo que realmente queremos. Viendo ésto, nos queda claro que los dormitorios en azul son esa apuesta segura que pensábamos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Utilizamos cookies propias y de terceros para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias según su navegación. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. Más información >